Ciudad de México es la ciudad con mayor congestión de tránsito del mundo.

La congestión de tránsito en la Ciudad de México desplaza en el ranking a Estambul y por otro lado aumenta la congestión de tráfico de vehículos a nivel mundial*, pero con diferencias importantes entre continentes.

Las congestiones de tránsito en las grandes ciudades son un problema muy grande para los turistas, las llegadas y sobre todo salidas de vuelos en aeropuertos alejados del centro, acceso a las estaciones de trenes y autobuses ocasionan pérdidas de dinero y tiempo muy valioso.

Avenida de la Reforma, Ciudad de México.

Avenida de la Reforma sin congestión de tránsito, Ciudad de México.

La compañía TomTom (TOM2) ha hecho público hoy los resultados del TomTom Traffic Index 2016, el informe anual sobre las ciudades del mundo con mayor índice de congestión de tráfico. La gran novedad de este año es que Estambul ha sido desbancada del primer puesto por Ciudad de México.

Los conductores de la capital mexicana suelen pasar un promedio del 59% del tiempo de viaje adicional retenidos en atascos de tráfico durante cualquier momento del día y a cualquier hora, y hasta un 103% en los períodos de hora punta de la tarde en comparación con periodos de tráfico fluido, u horarios no congestionados. Esto suma un total de 219 ** horas de tiempo de viaje adicional por año.

Completando la  lista de las cinco ciudades más congestionadas del mundo se encuentran Bangkok (57%), Estambul (50%), Río de Janeiro (47%) y Moscú (44%).

Utilizando datos de 2015, el Índice de Tráfico de TomTom analiza la congestión del tráfico en 295 ciudades de 38 países en seis continentes – desde Roma a Río, Singapur o San Francisco. TomTom trabaja con 14 billones de datos que se han ido acumulando a lo largo de ocho años. Este es el quinto año de publicación del Índice de Tráfico de TomTom.

La congestión tiende a crecer a nivel mundial

Revisando los datos históricos de TomTom, está claro que la congestión de tráfico ha tenido un aumento del 13% a nivel mundial desde el 2008. Sin embargo, hay diferencias sorprendentes entre los continentes. Mientras que la congestión del tráfico en América del Norte se ha incrementado en un 17%, en Europa sólo se ha incrementado en un 2%. Esto podría ser debido al crecimiento económico que ha experimentado América del Norte, y el surgimiento de la crisis económica en el resto de Europa.

Parece que de manera preocupante para las empresas existe una correlación directa entre la reducción del tráfico y el crecimiento económico. Comentando en su análisis del informe, Wendell Cox, experto en Demografía, señaló que “Hay una importante investigación económica que indica que cuanto más fluido es el tráfico en una zona urbana, probablemente su crecimiento económico será mayor. Por ejemplo, un área urbana en la que los residentes pueden llegar al 80% de sus puestos de trabajo en 30 minutos es probable que funcione mejor económicamente que si sólo se puede llegar en ese tiempo al 70% o al 60% de los puestos de trabajo “.

Taco van der Leij, VP Marketing de TomTom Telematics, señaló: “Las empresas con empleados en movilidad en ciudades congestionadas claramente podrían beneficiarse de sistemas inteligentes para hacer frente a los efectos del tráfico. Los clientes que utilizan nuestra solución de gestión de flotas WEBFLEET ya están realizando un primer paso en esta dirección, con acceso a una amplia gama de herramientas para ayudar a tomar decisiones más eficientes para sus flotas. A través de una planificación del trabajo y de rutas más inteligente, la telemática puede optimizar el flujo del tráfico, de manera que los vehículos pasan menos tiempo en la carretera, y accediendo a los servicios de tráfico de TomTom a nivel mundial son capaces de reducir aún más los tiempos de viaje “.

Los empresarios pueden encontrar más información sobre el Índice de Tráfico de TomTom, y descubrir en que ranking se ubica su ciudad en www.tomtom.com/trafficindex. También encontrarán consejos útiles para vencer las congestiones de tráfico, así como un análisis independiente. Y, por primera vez, una selección de ‘Perfiles de Ciudades’ proporciona información sobre lo que éstas están haciendo para mejorar la movilidad. 

Ranking de las ciudades más congestionadas a nivel mundial en el año 2015 (Nivel de congestión diaria total – tiempo de viaje adicional – población de más de 800,000):

1 Ciudad de México 59% 6 Bucarest 43%
2 Bangkok 57% 7 Salvador 43%
3 Estambul 50% 8 Recife 43%
4 Río De Janeiro 47% 9 Chengdu 41%
5 Moscú 44% 10 Los Ángeles 41%

Ranking de las ciudades más congestionadas en Europe in 2015 (Nivel de congestión diaria total – tiempo de viaje adicional – población de más de 800,000):

1 Moscú 44% 6 Londres 38%
2 Bucarest 43% 7 Marsella 38%
3 San Petersburgo 40% 8 Manchester 37%
4 Varsovia 38% 9 Atenas 36%
5 Roma 38% 10 Paris 36%

Ranking de las ciudades más congestionadas en América del Norte en 2015 Nivel de congestión diaria total – tiempo de viaje adicional – población de más de 800,000):

1 Ciudad de México 59% 6 Seattle 31%
2 Los Ángeles 41% 7 San José 30%
3 San Francisco 36% 8 Honolulu 29%
4 Vancouver 34% 9 Toronto 28%
5 Nueva York 33% 10 Miami 28%

*Desde 2008 cuando comenzaron los registros de TomTom

** Tiempo de viaje adicional durante las horas punta en comparación con una hora de conducción bajo condiciones de tráfico fluido, multiplicado por 230 días laborables al año

¿Qué hace TomTom para luchar contra la congestión?

Las autoridades de carreteras y los gobiernos locales pueden utilizar los datos de tráfico de TomTom para gestionar mejor el flujo de tráfico durante las horas más congestionadas. Podemos ayudar a las empresas a planificar de manera más inteligente las horas de trabajo para ayudar a sus empleados a evitar viajar durante las horas punta. Y damos a los conductores la información del tráfico en tiempo real y de enrutamiento inteligente que necesitan para evitar la congestión de las carreteras y llegar a donde quieren estar de manera más rápida.

¿Cómo calcula TomTom el nivel de congestión?

En pocas palabras, el porcentaje del nivel de congestión es el tiempo de viaje extra que un conductor experimentará en comparación con una situación sin congestiones. Cómo ejemplo, un nivel general de congestión del 36% significa que un viaje promedio realizado es 36% más largo de lo que sería en condiciones normales sin congestión.